No reduzcas tus opciones

Ahí estaba yo, con la mirada baja, sintiéndome triste y desdichado por la maña jugada que “la vida” me hizo.

Mi negocio anterior se había ido a la ruina, mis clientes cancelado relaciones conmigo, algunos de manera amable y otros no tanta. Mi sociedad se había diluido y mi novia dejado… ¿qué más puede soportar un hombre?

Ah, sí… no tenía dinero y el pago a mi casera se aproximaba en menos de una semana.

Parecía tener un coctél mental y emocional dentro de mí. ¡Nada podía ser peor que lo que estaba viviendo!

La transición

¿Sabes? Muchas personas se derrumban (de hecho yo mismo me he derrumbado en el pasado) ante circunstancias como estas. ¿Alguna vez has escuchado que la vida te va a dar la misma lección una y otra vez hasta que aprendas dicha lección y le superes?

Para mí esto es muy pero muy cierto pues no era la primera vez que me iba a banca rota total, si bien no es algo de lo que me enorgullezca, creo que sí es algo que vale la pena mencionarlo.

Fue en ese momento cuando decidí nunca más volver a pasar por la misma situación jamás.

En ese entonces yo estaba limitado a pensar que solo sabía hacer una cosa, solo sabía de programación y no sobre escribir correos como este que estás leyendo ahora, tampoco sabía mucho sobre ventas ni mucho menos hacerlas por Internet.

Tampoco sabía que podía vender productos de muy alto valor, de 50,000 dólares o más pero no quiero meterme mucho en las cantidades ya que si estás como yo estaba en ese entonces, eso sonaba si bien a imposible, también a charlatanería.

Ampliando las opciones

No obstante las cosas no siempre son así, lo que pasa es que tenía que ampliar mi horizonte de lo que estaba asociado como posible y empatarlo con mi persona.

Por ejemplo, en ese entonces para mí era imposible correr 3.5 kilómetros en 20 minutos y ahora lo hago del diario, vaya, parece lejano el día en el que no podía correr ni 5 minutos y eso fue hace tan solo dos meses de a cuando estoy escribiendo este texto.

Tienes que admitir que hay personas que hacen ventas de casas que valen millones y se llevan una jugosa comisión por ello y por lo tanto para ellos hacer ventas que les dan de ganancia miles o quizá cientos de miles de dólares al mes es posible.

¡Es solo que no lo has empatado hacia tu persona!

El primer paso es entonces abrirte a la posibilidad de que puedes realizar cualquier cosa, quizás no de inmediato pero es posible.

(siguiente artículo la importancia de visualizar)

Si te gustó lo que acabas de leer entonces suscríbete a mi lista de suscriptores para recibir más material como este.

>>> Clic aquí para suscribirte a mi lista

También me puedes encontrar en distintas redes sociales:

About The Author

Daniel Gaona

Puedo apoyarte esos pequeños grandes pasos que se requieren para mover tu vida desde donde estás hasta donde te gustaría estar. Incrementa tu voluntad...