Cómo vencer la idea de que es imposible que vivas tu sueño

Esta es la parte 3 de una serie de 3 artículos sobre Encontrar tu Sueño en la Vida

Sí, ya sé lo que quiero, lo tengo claro y definido; es más, hasta lo tengo por escrito en una libreta, pero…

Ese era yo cuando por vez primera supe lo que quería y me tomé el tiempo de sentarme a reflexionar sobre mi vida y finalmente salió: el sueño estaba plasmado finalmente en una hoja de mi libreta y sonaba bien, tenía ganas de ir a realizarlo y un buen día…. ¡bum, nada!

Me parecían demasiadas las cosas que tenían que suceder para que lo pudiera cumplir, un gran reto, dependía de muchas personas, no solo de mí además de que requería que aprendiera e hiciera muchas cosas que sinceramente no me creía capaz de lograr.

Es más, incluso ¡hasta llegué a dudar de si eso en verdad era lo que quería en la vida!

El obstáculo más difícil de superar

03 vence la idea 01

Me atrevo a decir ahora que me siento mucho más seguro de lo que quiero en mi vida, ahora que he pasado y superado ya tantas dudas sobre lo que en verdad quiero e incluso contrariedades que hubieran hecho que el antiguo Daniel renunciara… que el obstáculo más duro, difícil, tremendo, atroz y “complicado” de superar, en definitiva, no se encuentra allá afuera, no está en una persona con la que tengas que hablar, no está en un reto físico, ni siquiera es una habilidad que tengas que obtener. El reto más grande está “en casa”, pero no una casa como construcción o familia, está justo en medio de tus dos orejas.

Lo más complicado de superar sin duda alguna no está en el mundo físico sino en el mundo interno: tu diálogo interior.

¿Cuántas veces has tenido los recursos, quizás hasta el dinero, ya sabías con qué persona tenías que salir a presentarle tu idea, tenías quizás vehículo para moverte y todo y aun así no lo hiciste o lo hiciste de manera tan mediocre que tu voz a penas y se escuchaba?

No sé tú, pero al menos yo sí me logro identificar con esa pregunta que acabo de realizarte. El diálogo interior es una de las armas más poderosas ya sea para autodestrucción o para auto-creación de ti mismo(a).

Quien domina su diálogo interior, puede planear su vida a su antojo y además manifestarla a su antojo.

¿De dónde viene el diálogo interior?

03 vence la idea 02

Viene de algo que conocemos coloquialmente como “la mente”, la mente es la que genera esas imágenes visuales en tu cabeza incluso antes de que las vivas:

“Ya puedo ver su cara de enojo”, “no quiero ni imaginar lo que pasará si no logro mi meta” (seguida de la imagen, contradictoriamente imaginada, de lo que pasará si no la logras. Estos son algunos ejemplos de cómo es que tu mente proyecta estas imágenes para luego vivirlas en carne propia.

O ¿acaso no vives en emoción y pensamiento cuando te imaginas una catástrofe cuando alguien te la cuenta?

Obtienes estas imágenes en su mayoría de lo que has aprendido en tu infancia y durante tu vida adulta temprana, has aceptado sin cuestionar lo que muchos adultos te dijeron durante tu niñez y has decidido creer en eso ciegamente, además si hiciste unos primeros intentos de algo sin haberlo logrado y como ya tienes una escuela donde fallar es algo “malo” entonces te das por vencido prontamente afirmando toda clase de cosas incoherentes sobre que no eres bueno(a) para tal o cual cosa.

El problema hasta ahora es que tu mente está fuera de control y nunca nadie (al igual que para encontrar tu sueño) nos enseña ni en la escuela ni en nuestras familias como ser dueños de nuestra mente en vez de que la mente nos domine.

Tu mente te dirá cosas como:

  • Quizás otras personas han logrado cosas similares a lo que quieres, pero… ¡ellos no vivieron las mismas circunstancias en las que estás tú!
  • Seguiría mis sueños, pero… no entiendo de X tema y eso hace que no lo pueda hacer.
  • Quizás si hubiera sabido de esto cuando era más joven, ahora ya tengo hijos y no puedo pues tengo que atenderlos (pensando obviamente a corto plazo, a largo plazo los hijos se irán de la casa y tendrán sus propias vidas, dejando a quien piense así en soledad y frustración por no haber hecho algo además de tener hijos extraordinarios con su vida).
  • No puedo pues en mi trabajo estoy todo el día y vivo cansado, eso de cumplir mi sueño hubiera sido bueno cuando era más joven y buscaba un empleo.

La lista puede seguir y seguir con muchas razones que justifiquen el por qué no has podido o no puedes hacer tu sueño o sueños realidad, pero…

¿Cómo comenzar a salir de este ciclo sin fin?

03 vence la idea 03

Quiero que notes cómo se mueve tu energía al validar tus justificaciones de por qué no puedes lograr tu más grande sueño en la vida: ¿baja o sube tu energía?

Seguramente baja. Y la pregunta realmente importante aquí es:

¿Deseo tener la razón (de por qué no puedo) o deseo tener resultados y realmente cumplir ese propósito que tengo?

¿Qué pesa más para mí, vivir en este estado emocional de quieta desesperación o romper con la inercia y ver que realmente puedo lograr algo significativo con mi vida?

La solución es hacerse estas preguntas todos los días, cuando te levantas, durante el día, antes de dormir… ¡en todo momento! Ya que es fácil caer en la inercia anterior.

Puedes verlo como el caso de una persona que tiene 30 o más kilos de obesidad… con comer una ensalada un solo día no será suficiente ¿verdad? Necesita cambiar sus hábitos lentamente, despacio. Si le cambiáramos su forma de alimentación de manera arrebatada seguramente renunciaría luego de un par de semanas pues extrañará los viejos hábitos alimenticios.

Lo mismo pasa con tu mente y el logro de tus sueños. Se pueden lograr… ¡vaya que se pueden, al menos yo me siento con un propósito y fe inquebrantables de que estoy en el camino correcto y es difícil que algo me derribe!

Pero pasé por todo un proceso y ese proceso está definido en una serie de pasos; es por eso que el típico: “a partir de ahora pensaré positivo, le echaré ganas y saldré de esto” … no es suficiente.

Si tú supieras cómo lograr la vida de tus sueños entonces ya lo habrías logrado. Yo mismo tomé apoyo y dirección cuando no sabía qué hacer, fui a seminarios, practiqué meditación en la montaña, me metí de lleno en los ejercicios y la verdad es que no siempre entendía muchas de estas cosas, pero fue el hecho de tomar nuevos conocimientos y, sobre todo, de practicarlos lo que me llevó a nuevos resultados.

Eso sin duda hará que te muevas desde donde estás a donde quieres llegar a estar.

Por eso te invito a que te hagas del programa Tu Mejor Año, ya que he encapsulado años de mis estudios en una guía paso a paso que te apoyarán en un trayecto de 5 semanas y que puedes comenzar a tomar ya mismo si es que te decides…

¿Te veré dentro o dejarás pasar la oportunidad?

About The Author

Daniel Gaona

Puedo apoyarte esos pequeños grandes pasos que se requieren para mover tu vida desde donde estás hasta donde te gustaría estar. Incrementa tu voluntad...